Se encuentra usted aquíForo / General / QUEMAMOS A NUESTRAS PALOMAS

QUEMAMOS A NUESTRAS PALOMAS


6 envíos / 0 nuevos
Último envío
juan reboso
Imagen de juan reboso
QUEMAMOS A NUESTRAS PALOMAS

En nuestra colombofilia, como en cualquier otra actividad humana, cabe decir aquello de “cada maestrillo tiene su librillo”, pero en nuestro caso son muchos los que tienen el mismo librillo.

En Canarias, en general, QUEMAMOS LAS PALOMAS y las quemamos cuanto más pequeño es el palomar o dicho de otra manera, cuando año tras año viajamos un número pequeño de palomas y todas han de ser encestadas, semana tras semana, desde que comienza la campaña hasta que termina.
Y esto no sería un problema si lo hiciéramos con palomas a partir de los DOS AÑOS DE EDAD.

Con planes de vuelo pensados, establecidos y acordados por grandes palomares y especialmente, grandes fondistas o por quienes pretenden serlo, se llevan las palomas, aún muy jóvenes, a distancias inadecuadas y, en muchas ocasiones, suelta tras suelta.

Y de esta manera muchas palomas hacen la campaña o desaparecen en ella, cuando aún no han cumplido el año de edad, cuando es, a partir de los DOS AÑOS, cuando una paloma ha madurado suficientemente y, en caso de extravío, busca como sea su palomar.

Y en este comportamiento se encuentran la mayor parte de los COLOMBÓDROMOS y las competiciones DE OTOÑO. Y tanto en un caso, como en otro, las pérdidas suelen ser masivas. PORQUE NO HAY NADA MEJOR PARA PERDER PALOMAS, QUE VIAJARLAS JÓVENES, SIN TERMINAR LA MUDA Y EN TIEMPO METEOROLÓGICO ADVERSO.

Así, muchos aficionados nunca sabrán si una pareja es suficientemente buena, porque el que su descendencia viaje o no viaje bien antes del año de edad, NO ES SUFICIENTEMENTE SIGNIFICATIVO. Muchas palomas que tardan en llegar al palomar en sus primeros meses de vida, pueden ser grandes palomas una vez alcanzada la edad adecuada.

Y este comportamiento con las palomas jóvenes, no es bueno para la colombofilia y, por lo tanto, ni es bueno para las palomas, ni es bueno para el colombófilos y así, de esta manera, colombofilia y colombófilo van desapareciendo mientras miramos para otro lado y no asumimos nuestra propia responsabilidad.

Porque hemos de ser corresponsables con la colombofilia, con la mayoría de quienes la practican y especialmente con las palomas que, como seres vivos, merecen.

Juan reboso

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Cheyen
Imagen de Cheyen
Cosas por mejorar

Cada vez, regalamos menos de nuestro tiempo a las palomas, quizás, porque cada vez, es más cierto, eso que se dice de que, "el tiempo es oro" y cada vez, vemos que la educación de nuestros pichones es peor o es escasa, parece, o al menos a mí me lo parece, que son menos los que se preocupan en darles entrenamientos de la isla a los pichones, hay quien apenas les da entrenamientos y si hay millas, no van a todas y van a lo mínimo o incluso a ninguna y los entrenamientos son importantes y no creo, que sea suficiente sólo darlos por cuenta de uno, sino más importante aún, que se hagan además por el club, para que vayan perdiendo el estrés, para que vayan acostumbrándose a ser sueltas en masa con otras palomas que tienen diferentes objetivos de llegada, para que tomen contacto pronto con la cestas, la conozcan, se acostumbren y sepan estar cómodas en ella, para que luego más adelante, al cruzar por primera vez el charco y al ponerles agua y comida, coman y beban sin temor y así poderse enfrentar a esta primera prueba, en las mejores condiciones.

Un saludo.
J.J.Déniz.

Cheyen
Imagen de Cheyen
Cosas por mejorar

No por estar siempre con las palomas, termina uno de conocerlas y siempre nos quedan cosas por aprender de ellas y creo, que no siempre en caso de extravío, las palomas buscan su palomar como sea y sí es verdad que solemos pensar, de que las palomas están pensando regresar a nuestro palomar siempre, pero siempre no es así, se da el caso de palomas que se extravían y que entran en palomares cercanos dentro de la misma isla y aunque luego se suelten y se les de libertad, incluso aún, en días posteriores, éstas no regresan a su palomar de origen aún estando, relativamente cerca, volviendo a entrar en el palomar ajeno de nuevo, de estos casos conocemos varios, incluso se ha dado el caso, de ser luego utilizadas para competir como si fueran suyas, también por ejemplo, los casos de palomas hembras, que deciden por celo, seguir a un buchón hasta el casetón de éste en una azotea vecina, en la que nunca ha estado, olvidándose por completo de su palomar, también otros casos, como el de las palomas que han sido regaladas y que luego han sido aquerenciadas en el nuevo palomar y que, más tarde han vuelto a su palomar de origen, porque, han dejado de criar y al quitarle su pareja, han perdido el motivo de seguir estando en el palomar al que fue regalado, otros casos también, de palomas que habiendo volado en la campaña anterior sueltas duras, como puede ser un altamar y en la siguiente campaña se pierden al primer intento de cruzar el charco (desde Las Palmas a Tenerife 100km) quizás porque ese último esfuerzo sobre altamar, le supuso un trauma y su mente hizo clik para decir “una y no más Santo Tomás”, o sea, que quizás se le quitó las ganas de volver a volar sobre mar y prefirió entrar en otro ajeno, aunque esto que digo es algo que se puede asegurar, pero lo curioso es, que se han dado varios casos de palomas, que han volado haciendo gran esfuerzo, que en la campaña siguiente se pierden con relativa facilidad a la primera dificultad. A veces, nos olvidamos que las palomas son algo más y que ellas necesitan la motivación para lograr objetivos, mandamos las palomas una y otra vez a la cesta y cada vez más lejos y más difícil, ¿no pueden pensar ellas que estamos tratando de que no venga más, de que la queremos lejos del palomar? Pienso, que si quieres que tu paloma regrese al palomar como sea, procura haberle dado antes, lo que siempre necesitó, o entonces, ¿por qué cuando las palomas se extravían suelen volver al punto donde fueron soltadas? Seguramente, porque van buscando lo que ellas más necesitan en ese momento, que es agua y comida.

Un saludo.
J.J.Déniz.

Cheyen
Imagen de Cheyen
La adulta y el yealing (seleccionado) en las pruebas extremas

¿tiene más poder de sacrificio una adulta que un yearling seleccionado con buenos antecedentes deportivos?
Todos sabemos el significado que tiene el refrán de que “una adulta es una adulta”, dando así por hecho, su valor como competidora, pero también se dice “cuando un pichón (yearling) pide cesta hay que darle cesta”, entendiendo de que se trata de un pichón (yearling) que está demostrando en competición, de que está en un momento pletórico, pues, de estas dos opciones, normalmente nos declinaríamos en apostar, por la adulta, pero, cuando hablamos que las palomas han de hacer un esfuerzo extremo, realmente sacrificado, como pudieran ser las pruebas de nuestros fondos, en estas pruebas ¿la adulta es siempre mejor que el pichón (yearling)?, desde mi punto de vista, creo que no siempre es así, creo que la adulta es mejor por veteranía y convicción y no tanto en su en su disposición a llevar su fuerza física al extremo y su veteranía le hace ser más prudente y a actuar con más cautela, en cambio creo, que el pichón (yearling) es pura juventud y puro ímpetu y ese cierto grado de ignorancia que tiene, le hace ser más atrevido y cruzar barreras arriesgando más y que eso, pudiera ser una ayuda para no enfriarse y seguir insistiendo en seguir remando. Desde hace bastante tiempo, venimos escuchando en las charlas de reputados colombófilos fondista extranjeros, que una de las condiciones para preparar palomas para los grandes fondos es hacer adultas, a ser posible de 3 años y aquí muchos copiaron el sistema y casi se ha dejado de hacer, porque, los datos con respecto a lo que nos decían, no era algo que coincidiese, se daba el caso, que se marcaban más pichones que adultas de 2 y 3 años, aunque, esto puede ser un tema controvertido, porque, hacen falta datos de lo enviado y lo recibido, para poder corroborar esto, creo, que la adulta hace sombra al buen pichón, cuando las recepciones suelen ser más generosas, los datos que sí podemos contrastar son, por ejemplo, que a menor distancia se consiguen mejores resultados más con las adultas, que con los pichones y a mayor distancia se consiguen mejores resultados más con pichones, que con las adultas, ya digo y recuerdo, habría que contrastar datos de enviados, ya que, los recibidos sí los tenemos.
En resumen creo, que tanto la adulta, como el pichón que ha sido bien seleccionado previamente en competición, puede ser tan válido el uno, como el otro para pruebas extremas, por condiciones meteorológicas y también por distancia, donde la condición física, cobra una importancia vital para dicha prueba. Bueno, esta es una opinión particular mía sobre este tema, con la simple intención de aportar algo al debate.

Un saludo.
J.J.Déniz.

juan reboso
Imagen de juan reboso
A MEJORAR ¿CUÁNDO?

Titula su comentario, con acierto Cheyén, como “COSAS A MEJORAR”. Y el problema es que llevamos décadas pidiendo que mejoremos y no lo logramos.

Porque aunque es verdad que hemos conseguido mejores palomas y mejores resultados en cuanto a distancias, lo cierto es que perdemos muchas palomas y mantenemos los mismos condicionantes en cuanto a medios de transporte, planes de vuelo, puntos de suelta, palomas por cesta, horas de suelta, etc. etc.

Conozco quienes, aún hoy en día, mandan a sus palomas DIRECTAMENTE DE SU PALOMAR a las competiciones, sin entreno alguno, ni en el palomar, ni en la isla, como bien indica Cheyén.

Tal vez, como indica igualmente Cheyén, los colombófilos deberían estar obligados a llevar sus palomas al Club para que, con sus medios de transporte, bien propios o bien en alquiler, se les den las debidas sueltas de la isla y SOBRE TODO APRENDAN A ESTAR EN LA CESTA BEBIENDO Y COMIENDO CON OTRAS PALOMAS y así eliminen el estrés que les genera la cautividad en la cesta.

En cuanto a lo que indica Cheyén sobre las palomas que, habiendo volado en la campaña anterior de sueltas de fondo en altamar, se pierden de puntos cercanos en la campaña siguiente, es posible que, como apunta Cheyén se deba al estrés sufrido y al reparo o temor a volver a cruzar el mar. Pero también creo que, en contra de la opinión generalizada, no siempre son las mejores palomas las que comprobamos de los fondos y grandes fondos.

Porque cuando las condiciones son adversas, son las mejores las que presentan batalla a esas adversidades y lo pagan caro y porque, en ocasiones, las mejores palomas inician el rumbo al que se les tiene acostumbradas y cuando intentan rectifica ya es tarde, mientras que las que no son tan buenas o no tienen las mejores condiciones físicas, se retrasan y pueden corregir mejor la ruta hacia el palomar.

Desconozco por qué muchas palomas regresan al punto de suelta y es posible que, como dice Cheyén, sea porque “saben” que allí tienen agua y comida. Pero también puede ser porque es un punto de referencia, porque es un punto en el que se sienten seguras, porque, como animales gregarios, buscan al grupo o porque, al haber estado un tiempo en ese lugar y no encontrar el punto de salida hacia el palomar, regresan a lo único conocido.

Se pregunta Cheyén si “¿tiene más poder de sacrificio una adulta que un yearling seleccionado con buenos antecedentes deportivos?

Y Cheyén se da a sí mismo una respuesta llena de dudas y de nuevas preguntas llegando a afirmar que no siempre es mejor la adulta que el pichón, estimando la “prudencia” de la adulta frente al “atrevimiento” del pichón.

Según Cheyén, en las sueltas de fondo, hace años SE COMPROBABAN MÁS PICHONES QUE ADULTAS aunque, sin embargo, por lo que expone, NO SE TENÍAN DATOS EXACTOS DE LA CANTIDAD DE ADULTAS Y PICHONES ENVIADOS.

Y es más que evidente que si el número de pichones enviados es muy superior al número de adultas, hay muchas posibilidades de comprobar más pichones que adultas.

Dados los planes de vuelo que llevamos a cabo, es muy posible que la campaña hasta los 300 kilómetros la hagamos, especialmente con adulta que, al ir perdiéndose, se termine yendo a los fondos y grandes fondos, con una mayoría de pichones.

Ahora bien, NO PUEDO ESTAR DE ACUERDO con Cheyén cuando afirma que:

“En resumen creo, que tanto la adulta, como el pichón que ha sido bien seleccionado previamente en competición, puede ser tan válido el uno, como el otro para pruebas extremas, por condiciones meteorológicas y también por distancia, donde la condición física, cobra una importancia vital para dicha prueba.”

No puedo estar de acuerdo porque:

1. Las palomas, como cualquier ser vivo, necesita un tiempo para madurar.

2. Todas las estirpes de palomas no maduran a la misma edad y así se estima que las palomas de resistencia tardan más en madurar que las palomas de velocidad.

3. Palomas de fondo, como las “Delbar” que pueden fracasar en suelta de pichones, pueden dar grandes satisfacciones como adultas.

4. La paloma, como cualquier otro ser vivo, necesita madurar tanto en cuanto a “conocimientos” y experiencia, como en capacidad muscular y óseo y desarrollo pleno de todos sus aparatos orgánicos.

5. Dentro de límites razonables, una paloma adulta es menos propensa a enfermedades que un pichón.

6. Cuando un pichón come y bebe en un palomar extraño, es difícil que lo abandono por sus propios medios, sin embargo una adulta, en cuanto se siente con fuerzas tiende a volver a su palomar de origen.

7. Las palomas adquieren conocimientos sobre las rutas voladas y así, cuanto más hagan esas rutas, más fácil se les hace llegar al palomar.

8. Cuando una paloma adulta que nunca ha salido de su palomar, se suelta a una distancia de 50 km., por ejemplo, posiblemente llegue a su palomar, sin embargo si se hace con un pichón, las posibilidades de pérdida es alta.

9. No es por casualidad el que en las sueltas desde Barcelona de las palomas europeas, se exija haber cumplido los dos años de edad.

10. Cheyén hace referencia a “la condición física” atribuyendo la mejor al pichón frente a la adulta. Pero esto no es siempre cierto. Es posible que, en condiciones generales, una paloma entre los 2 y los 5 años, pueda tener mejores condiciones fícias que un pichón.

Siempre la edad determina la capacidad según el esfuerzo. Y esto sucede con los seres humanos, un jugador de golf puede ser bueno con 50 años, pero en natación con 30 años ya se le hace muy cuesta arriba. Pero, en ambos casos, muy poco se puede hacer con tres o cinco años.

Es verdad que un pichón puede llegar desde Casablanca y que son muchas las adultas que no lo consiguen, pero eso no deja de ser anecdótico y puntual. Aunque también parece evidente que es mejor UN BUEN PICHÓN, que una ADULTA mediocre.

juan reboso

Francisco Duart...
Imagen de Francisco Duarte Palmero
En cuanto a los porcentajes.

En la actualidad no podenos saber con exactitud que sería más exitoso en una suelta de gran fondo.

Las sueltas de grandes fondos se hacen con un popurrí de palomas, adultas,adulterados, yearlings y pichones y por si fuera poco son enviadas desde diferentes puntos de entrenamiento previo.

Partiendo de la base que las palomas son gregarias, que unos pueden compartir y otros no, ya que es también indiscutible que las palomas tienen sentido de orientación, el follon que se arma en principio en ese bando en el punto de suelta y durante el recorrido debe de ser acojonante, sobre todo cuando las coordenadas de llegada también son diferentes.

Para saber con exactitud cuáles funcionarían mejor tendríamos que hablar de adultas, adultas de 2 y tres años contrastadas en los dos o tres años anteriores y ser sueltas solas. Cosa que con la política colombofila que llevamos es imposible hoy día.

Hablar en la actualidad de un porcentaje de recepción entre adultas y pichones es cuanto menos muy atrevido.

Un saludo.