Se encuentra usted aquíForo / General / HALCONES Y COLOMBÓFILOS

HALCONES Y COLOMBÓFILOS


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
HALCONES Y COLOMBÓFILOS

Cada año se oye el lamento de innumerables colombófilos quejarse por los ataques de los halcones. Y es cierto que sufrimos sus ataques, tanto en el entorno de los palomares que, cuando se trata de pichones jóvenes, no solo los que pueden ser presas de estas rapaces, sino los que, ante el pánico, se dispersan y muchos se pierden. Y también cuando nuestras palomas, regresan agotadas de las sueltas de competición, pueden ser presas fáciles.

Pero hay que entender que, algunos halcones, como los de berbería o tagorotes, son autóctonos de Canarias y están en nuestras islas mucho antes de la existencia de la colombofilia y que, al ser territoriales, especialmente cuando anidan y tienen crías, no pueden haber muchos en el mismo entorno.

Por otra parte los halcones solo matan para comer o alimentar a su descendencia, nunca matan por matar. Y son muchos los ataques de los halcones a nuestras palomas en los que no consiguen cazar alguna.
Y los halcones vuelan a cielo abierto, sin ocultarse ni acechar a su posible presa.

Sin embargo, el COLOMBÓFILO QUE SOLO QUIERE VOLAR SUS PALOMAS, se olvida que son otros colombófilos, como él mismo, los que recogen las palomas, las encestan, las controlan, sacan los concursos, sacan los billetes de barco o avión, las transportan, las cuidan, las sueltan… Son otros colombófilos los que quitan tiempo a su familia, a su trabajo y hasta a sus palomas, para atender a todos en un Club o Federación.

Son otros colombófilos los que se encuentran con muchos inconvenientes cuando no disponen del transporte adecuado, cuando el transporte se avería, cuando suben los precios previamente establecidos, cuando se averían los dispositivos electrónicos, cuando los pagos de los socios no se hacen a su debido tiempo, cuando las listas de viaje o los censos no se confeccionan debidamente o cuando se ven obligados a cumplir y hacer cumplir normas y leyes, etc. etc.

Pero SIEMPRE ESTARÁ ESE COLOMBÓFILO QUE SOLO QUIERE VOLAR SUS PALOMAS, que no solo no ayuda, sino que genera problemas, enfrentamientos, exigencias, disconformidades, etc., etc.

Y ese COLOMBÓFILO QUE SOLO QUIERE VOLAR SUS PALOMAS, que son muchos de los colombófilos en Canarias y que LOS HAY EN TODOS LOS CLUBES, SON REALMENTE LOS ENEMIGOS DE LA COLOMBOFILIA CANARIA Y NO LOS NOBLES Y HONESTOS HALCONES que, en cada campaña nos puede crear un diez por ciento de pérdidas, frente AL NOVENTA POR CIENTO QUE PERDEMOS VOLUNTARIAMENTE Y CON TODO CONOCIMIENTO EN ALGUNAS SUELTAS.

Y lo cierto es que ni a los halcones, ni a esos colombófilos, los podemos eludir, porque ambos FORMAN PARTE DE LA COLOMBOFILIA EN CANARIAS, pero estaría dispuesto a aceptar a los halcones si se pudieran desaparecer de la colombofilia los QUE SOLO QUIEREN VOLAR SUS PALOMAS ajenos a los problemas, inconvenientes, trabajo y preocupaciones de muchos.

Porque son muchos que no solo no hacen nada, sino que reman en contra.

Juan reboso