Se encuentra usted aquíForo / General / LO QUE NO DEBE TENER UN PLAN DE VUELO

LO QUE NO DEBE TENER UN PLAN DE VUELO


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
LO QUE NO DEBE TENER UN PLAN DE VUELO

En varias ocasiones he expuesto lo que, a mi juicio, debe ser un BUEN PLAN DE VUELO. Ahora voy a exponer lo que, según mi opinión, NO DEBE CONTENER UN PLAN DE VUELO Y POR QUÉ.

1. No debe tener excesivas sueltas. Porque sería muy costoso y muchos colombófilos no podrían afrontarlo, tanto por cuanto no dispongan de un número de palomas suficientes, como desde el punto de visto económico.

2. No debe empezar antes de la segunda semana de marzo ni terminar después de la primera semana de julio. Porque fuera de estas fechas las palomas están sujetas a los cambios que significa la muda y porque la meteorología no es la más adecuada.

3. No debe haber sueltas dobles, salvo que sea con sueltas de la isla más próxima después de varias sueltas desde ella. Porque para los palomares pequeños es difícil confeccionar dos equipos con garantía y porque, de darse mal las sueltas, podría significar la pérdida de las mejores palomas del palomar.

4. No debe haber más de cuatro a seis sueltas de fondo. Porque dadas las escasas recepciones, se comen las mejores palomas y es imposible que los palomares pequeños lo puedan asumir manteniendo la competitividad.

5. No debe haber sueltas de GRAN FONDO, salvo que vayamos a Marruecos y en este caso, solo hasta Safi. Porque en las sueltas de gran fondo desde altamar, no están previstas recepciones por encima del diez por ciento y en el caso de Marruecos no soltar de Casablanca cuando, después de veinte años, nunca se ha podido comprobar siquiera un cinco por ciento. Sin embargo este punto sería posible si fuéramos capaces de diseñar un plan de vuelo progresivo, en el que acostumbrásemos a las palomas a volar desde el Norte o Noreste, hacia el Sur o el Suroeste y fueran estas palomas las que se manden a estas sueltas.

6. No debe hacer sueltas que posibiliten que las palomas puedan cruzar por los aeropuertos. Porque esto es un compromiso adquirido con AESA/AENA.

7. No debe contemplar puntos de suelta desde los que, habitualmente, la recepción no se corresponde con la distancia, como es el caso de PLAYA BLANCA. en Lanzarote, para las palomas de Tenerife. Porque se pierden muchas y buenas palomas.

8. No debe reflejar puntos de suelta que no sean en escala. Porque los saltos bruscos en la dirección que han de volar las palomas inciden negativamente en las recepciones.

9. No debe contemplar puntos de suelta que puedan significar que las palomas, habituadas a volar en un sentido, tengan que volar en sentido contrario. Porque está probado científicamente que las palomas tienden a volar en el sentido en el que han sido entrenadas.

10. No debe contemplar puntos de suelta que no reúnan las mínimas condiciones para la estancia de los medios de transporte y de los palomeros, así como de la salida de las palomas. Porque se debe pensar primero en las personas y su bienestar y luego en las palomas para que gocen de las mejores condiciones posibles.

Todo esto se puede evitar si se analiza y reflexiona, poniéndonos en el lugar de las palomas, de los palomares más modestos en cuanto al número de palomas con las que competir y en el de los colombófilos cuyos medios económicos son escasos. Y además, posibilitar que, cuando termine la campaña, puedan quedar en cada palomar, un número mínimo de palomas, que sean adultas en la campaña siguiente, que puedan significar ciertas garantías en la competitividad.

Juan reboso