Se encuentra usted aquíForo / General / UNA BUENA CAMPAÑA LA DEL DOS MIL VEINTIUNO

UNA BUENA CAMPAÑA LA DEL DOS MIL VEINTIUNO


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
UNA BUENA CAMPAÑA LA DEL DOS MIL VEINTIUNO

Aunque según mi criterio, la campaña tuvo excesivas sueltas, todo se desarrolló de forma que todos hemos disfrutado en esta campaña de los Clubes adscritos a la Federación Nacional.

Por circunstancias conocidas no pudimos soltar desde Marruecos y todo apunta a que en la próxima campaña tendremos similares inconvenientes. No obstante, la sueltas desde altamar se llevaron a cabo con regularidad, según estaba establecido en el plan de vuelos y la recepción, aunque como siempre escasa, sin embargo creo que, en general, bastante satisfactoria.

Pero, como en todas las campañas, somos muchos los que llevamos nuestras palomas al Club para que, cada domingo, esperarlas en el palomar, sin pensar cuanto trabajo, dedicación, preocupaciones y esfuerzo, hay detrás de cada una de las recogidas, transporte, cuidados y sueltas.

Toda una infraestructura en cestas, medios de transporte, documentación, personas detrás de todo ello, tanto en cuanto a los Clubes, su Directiva y comisión de concursos, como el equipo organizador que coordina las recogidas de todos los Clubes con estricta y rigurosa puntualidad, cuidando el bienestar de las palomas, así como los soltadores y su indispensable participación.

Aunque en esta campaña hubo participación de colombófilos de todas las islas, sigue sin ser suficiente. Es necesario avanzar en una necesaria coordinación interinsular y mayor compromiso de todos los Clubes participantes y la Delegación de la RFCE en Canarias.

En esta campaña, como en la anterior, hemos recibido una importante subvención de la Federación Nacional, que recibiremos todos y cada uno de los colombófilos participantes en una suelta de los campeonatos nacionales.

La colombofilia en Canarias no creo que tenga mucho futuro y menos en una situación, como la actual, de división y confrontación, pero el poco futuro que nos pueda quedar, tendrá que pasar por pagar más en cada campaña, porque por una parte son necesarios nuevos incentivos y, por otra parte, la cada vez más escasa voluntariedad, parece que no va a ser suficiente.

Ya veremos en las próximas y sucesivas campañas y la evolución de la colombofilia en Canarias, pero hemos de decir que en la campaña de este dos mil veintiuno, todo se hizo dentro de los parámetros adecuados porque, detrás de todo ello, ha habido personas que han dedicado mucho esfuerzo para ello.

juan reboso.