Se encuentra usted aquíForo / General / A FAVOR O EN CONTRA DEL VIENTO

A FAVOR O EN CONTRA DEL VIENTO


2 envíos / 0 nuevos
Último envío
juan reboso
Imagen de juan reboso
A FAVOR O EN CONTRA DEL VIENTO

Desde hace años sabemos que la intensidad y dirección del viento es determinante en la recepción de palomas, especialmente de las sueltas desde medias y largas distancias.

Sin embargo, sobre la bondad del viento no hay posiciones unánimes. Unos defienden que se ha de aprovechar el buen viento y otros, sin embargo, creen que lo mejor es que las palomas luchen contra la fuerza y dirección de viento y demuestren su calidad.

Pero también en cuanto a que las palomas luchen y lleguen al palomar, cuando las condiciones del viento son adversas, no hay acuerdo, aunque la mayoría de los colombófilos defienden que la buena paloma es la que llega al palomar, lo haya hecho como lo haya hecho.

Esta no es mi teoría. Mi teoría es que, cuando el tiempo es notablemente adverso, llegan al palomar palomas buenas y palomas malas. Exactamente igual que cuando el viento es favorable. Pero que, cuando el viento es notablemente adverso, la mayor parte de las palomas buenas se pierden y dentro del grupo que llega a palomar, la mayoría no son precisamente las mejores.

Y mi teoría se basa en el número de designadas que se comprueban. Cuando el número de palomas designadas y series es muy alto, generalmente el tiempo ha sido bueno, sin embargo, cuando el número de designadas y series es bajo, casi siempre el tiempo ha sido malo.

Por ello sostengo que en las sueltas en las que se comprueban cuatro o cinco palomas, generalmente son las más lentas, las más pesadas, las que pudieran tener alguna dificultad y que, sin embargo, las buenas, las rápidas y las que se encontraban en las mejores condiciones, fueron víctimas del tiempo adverso y se han perdido.

Con vientos adversos el grupo de viudos suele pagarlo muy caro.

Entiéndase que cuando hablo de tiempo adverso, me refiere a vientos fuertes que empujan a las palomas a salir fuera de la ruta hacia el palomar.

Todo esto, por supuesto, referido a Canarias, donde la dirección e intensidad el viento son determinantes y el territorio es pequeño y, por lo tanto, las buenas palomas tienen muy pocas posibilidades de rectificar el rumbo una vez el viento las haya alejado de la ruta correcta.

Es posible que, como defiende un reconocido colombófilo de Baleares, sin soltamos palomas con tiempos adversos y lo hacemos durante muchos años, tal vez logremos palomas capaces de luchar y llegar al palomar, pero el riesgo es que solo consigamos un tipo de paloma que no se corresponda con palomas excepcionales, sino con aquellas que, por sus escasas condiciones físicas, por los motivos que fueren, llegan "remando" al palomar.

Porque, por ejemplo, si soltamos de media o larga distancia, palomas en Canarias, bien desde altamar o bien desde la costa africana, CON VIENTO MODERADO O FUERTE DEL SUR, la posibilidad que llegue UNA SOLA PALOMA, es prácticamente nula, salvo que venga en un barco y vuele al palomar desde el muelle.

juan reboso.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
juan reboso
Imagen de juan reboso
EL VIENTO, LAS ISLAS Y LAS SUELTAS

La dirección e intensidad del viento no afecta por igual a todas las islas, ya que depende tanto de su situación, como desde donde se realicen las sueltas y desde donde se entrena o se llevan a cabo la mayor parte de las primeras sueltas.

Por lo general La Palma hace sueltas desde el SE al NO y desde el E al O. La Gomera las hace desde el E al O y desde el NE al SE, Tenerife hace las mayor parte de sueltas desde el SE hacia el NO, del E al O y desde el NE hacia el O. Gran Canaria viaja en dos direcciones opuestas y así hace sueltas dese del NO al SE, desde el NO al SE, desde el E hacia el O y desde el NE hacia el SO. Fuerteventura suelta desde el O hacia el E y Lanzarote lo hace desde el S hacia el N y desde el SO hacia el NE. Y todas las islas sueltas del N hacia el S y al SO en las sueltas de altamar o desde la costa africana.

Científicamente está demostrado que las palomas tienden a volar en el sentido en las que se hayan entrenado y que, cundo se sueltan en un punto distinto a las primeras sueltas, tienden a volar en la dirección inicial y, posteriormente, algunas rectifican y otras se pierden en la dirección opuesta al palomar.

Por esto, no siempre la dirección e intensidad del viento incide igual en cada una de las sueltas y cada una de las islas. El viento incidirá menos cuando las palomas se suelten de un punto del que ya se ha hecho en muchas ocasiones ya que, en este caso, las buenas palomas son capaces de vencer el viento aunque sea adverso.

Como resumen: el viento es necesario que sople a una intensidad y dirección adecuadas, es decir, en la dirección al palomar con una ligera intensidad, cuando las palomas han de volar en el sentido en el que no lo han hecho habitualmente. Las palomas vuelan bien con viento de cola, también con viento de pico y tienen dificultades con el viento lateral cuando la dirección y la intensidad no son las adecuadas.

juan reboso.