Se encuentra usted aquíForo / General / LAS SUELTAS Y EL TIEMPO

LAS SUELTAS Y EL TIEMPO


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
LAS SUELTAS Y EL TIEMPO

Muchos colombófilos en Canarias, se empeñan en valorar el "buen tiempo" para las sueltas de las palomas, observándolo en la puerta del Club el día de la entrega de las palomas o desde su palomar el día de la suelta.

El pasado 27 de marzo se llevó a cabo la suelta final del DERBI DE ARONA y, en este mismo foro de COLUMBA CANARIA, con antelación, escribí QUE LA SUELTA IBA A SER MUY DURA, QUE PODRÍA NO LLEGAR PALOMAS EN EL DÍA Y QUE EN EL SEGUNDO DÍA POSIBLEMENTE NO PASARÍA DE LA DOCENA. Escrito está y eso fue lo que sucedió.

Y no fue porque el tiempo, desde el palomar, atuviera malo, que no lo estaba. Y expliqué el por qué decía lo que decía.

También recuerdo una apuesta que hice hace unos años de una final del Derbi del Centro Colombófilo, en el que la mayoría vaticinaba una gran recepción Y QUE YO NEGABA Y QUE, POR ELLO, GANÉ LA APUESTA A TRES COMPAÑEROS.

Pues pese a esto, en los grupos de WhatsApp, se sigue diciendo hace buen tiempo, viendo el día en el palomar e ignorando el tiempo que hacía en el punto de suelta y en el trayecto QUE ES EL QUE MÁS AFECTA A LAS PALOMAS.

Es verdad que un excelente colombófilo, muy conocedor de la colombofilia y con un gran palmarés deportivo, es partidario de hacer las sueltas de las palomas sin tener en cuenta el tiempo y así que las buenas palomas puedan combatir las adversidades y que el tiempo seleccione a las mejores.

Pero yo sostengo que, al menos hasta que no tengamos esas palomas, en la actualidad son "las mejores" y más rápidas, las que primero se pierden cuando el viento es totalmente adverso y son las más pesadas, las más lentas y las que pudieran tener alguna afección, las que tienen mayores opciones de llegar al palomar.

Porque siendo muchos los factores que inciden en las pérdidas, hay dos que son incuestionables: el cambio de sentido en las sueltas y la intensidad del viento, cuando la dirección del mismo es en sentido opuesto al del punto de llegada.

juan reboso.