Se encuentra usted aquíForo / General / Algunos cuestionamientos sobre la colombofilia canaria como deporte autóctono y la paloma mensajera canaria

Algunos cuestionamientos sobre la colombofilia canaria como deporte autóctono y la paloma mensajera canaria


6 envíos / 0 nuevos
Último envío

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
juan reboso
Imagen de juan reboso
ACERCA DEL COMENTARIO DE CHEYÉN

Un más que interesante análisis el que expone el compañero y amigo Cheyén sobre la PALOMA MENSAJERA CANARIA, que de existir, creo define muy bien en una de sus últimas frases cuando dice que es "AQUELLA QUE SABE LLEGAR A CASA"

Chayen se debate entre la existencia de la llamada paloma mensajera canaria y las dudas que le asisten en cuanto a su existencia en la actualidad y se hace muchas preguntas al respecto que, en la mayoría de los casos, el mismo se da acertadas respuestas.

Por hablar de parte del contenido de su comentario, en cuanto al fundamento y objetivos de la Ley que él estima es el de fomentar un deporte autóctono canario y el proteger a la llamada paloma mensajera canaria, es verdad que, de una u otra manera, es lo que recoge la Ley 4/2011, aunque por mi parte, siempre he defendido que esta Ley no nació para lo que se indica.

A mi juicio, la Ley nació como un arma en contra de la Federación Nacional y como contraposición al proyecto de Ley que, con las mejores intenciones, inició el entonces Presidente de la Insular de Tenerife, Don César Escobar.

De hecho, la Ley es un compendio de artículos, en su mayoría con carácter sancionador que ocupan una tercera parte de su contenido, que otorga competencias a la Federación por encima de la lógica en base a atribuciones concedidas indebidamente por el Parlamento de Canarias fuera de sus competencias. Y tal vez por ello, poco ha importado la llamada paloma mensajera canaria tal y como lo plantea Chayén en su interesante comentario.

Una Ley a la que los legisladores no pudieron incardinar en la nueva Ley del Deporte de Canarias y que, pese al compromiso de que el Gobierno legislase para ello en un año, transcurrido dos años no lo ha hecho, ante la complejidad jurídica que representa tal desatino legislativo.

Aunque hay una parte de la Ley, en la definición de la paloma mensajera canaria, en la que Chayen hace hincapié y con la que podría estar de acuerdo y es el de una paloma que existió hace años y que, respondiendo a la frase que indico al comienzo de este comentario, estaba dotada de coraje y resistencia y no de la velocidad atribuida a la actual paloma de carrera.

Estoy con Chayen en que, en el caso de querer sostener la existencia de una paloma mensajera canaria, tal y como la define la Ley, se haría necesaria su identificación, su control, constitución de un registro y seguimiento, a la par que la de establecer planes de vuelo adecuados, tal y como también indica Cheyén.

De todas formas estoy de acuerdo con la pregunta que se hace Chayen cuando se interroga "¿Qué sentido tiene que exista una ley específica para un deporte autóctono que probablemente haya dejado de existir?"

A mi entender, la respuesta es muy simple: NINGÚN SENTIDO y no lo tiene porque, como ya dije al comienzo, la Ley no se hizo para defender a la paloma, ni para promocionar la colombofilia en Canaria, SE HIZO PARA REFORZAR A LA FEDERACIÓN CANARIA EN CONTRA DE LA NACIONAL. De hecho, desde que se promulgó, la Ley solo ha propiciado enfrentamientos y la existencia de un menor número de colombófilos, sin que nadie se haya preocupado por la llamada paloma mensajera canaria, salvo para establecer una determinada anilla como único rasgo diferenciador.

Y si, como indica Cheyén, en un momento vinieron desde extremo oriente a comprarnos palomas, fue porque nuestras palomas, tal vez en aquel entonces más canarias que nunca, demostraban su valía sobre el mar. Pero la colombofilia canaria, haciendo gala de su frecuente deshonestidad, no supo aprovechar la ocasión y tiró por tierra una buena parte de nuestro futuro colombófilo.

Es posible que, en su momento, haya existido una paloma mensajera canaria como tal, con esas características de coraje y resistencia que menciona la Ley y Cheyén e incluso, es posible que aún exista en algunos palomares modestos en los que, en los últimos tiempos, no hayan entrado palomas foráneas, pero entonces habría que hablar de palomas que tal vez lo único que tendrían en común FUERA AQUELLO QUE SERÍA MUY POCO PROBABLE QUE SE PUDIERA DETECTAR POR EL COLOMBÓFILO salvo compitiendo con ellas.

Al final tendríamos palomas diferentes, según el colombófilo que las haya criado, posiblemente con genéticas diferentes según sus orígenes y con toda seguridad con una morfología diferente entre unas y otras como las hay entre el resto de palomas del mundo.

Y teniendo en cuenta la imposibilidad material de llevar a cabo un control riguroso sobre la importación de palomas, el hecho que es un animal alado y por lo tanto susceptible de mezclarse unos individuos con otros y la necesaria endogamia, creo que es imposible llegar a tener una paloma distinta del resto de las del mundo e igual en los distintos palomares.

Así que como conclusión, he de decir que si existió una paloma diferente en cuanto a coraje y resistencia y aún ante la posibilidad de que siga existiendo, es poco probable que tenga soporte, tanto desde la colombofilia, como desde la Administración, para que pueda prosperar y establecerse como una variedad de paloma mensajera en Canarias. Y, por lo tanto, la Ley 4/2011 no tiene sentido alguno.

Y creo que si la colombofilia en Canarias tiene futuro, algo que pongo en duda, no sería precisamente rescatando una paloma que no tendría cabida en una actividad en la que la competitividad es casi su única razón de ser. Aunque si, por otra parte y dado el grado de dificultad en nuestra competición y la escasa recepción, fuéramos capaces de admitir que, en Canarias, lo importante es que la paloma llegue al palomar y no que lo haga compitiendo en velocidad, tal vez la cosa sería distinta. Pero no veo intención alguna en premiar la SEGURIDAD FRENTE A LA VELOCIDAD.

juan reboso.

juan reboso
Imagen de juan reboso
UNA FEDERACIÓN SIN CONTENIDO

Cheyén se cuestiona la validez de una Ley sobre una paloma que posiblemente no exista y es algo que me parece razonable. Una Ley que dice tener por objeto la protección y el fomento de UNA PALOMA QUE NO EXISTE, DEJA DE TENER SENTIDO.

Y si así fuera, la Federación Canaria que ha adaptado su normativa estatutaria a dicha Ley, declarándose, por lo tanto, COMO UNA FEDERACIÓN DE UN DEPORTE AUTÓCTONO Y TRADICIONAL, dejaría de tener sentido y razón de ser, desde que no aglutine a CLUBES Y COLOMBÓFILOS QUE POSEAN LA PALOMA MENSAJERA CANARIA QUE DEFINE PERFECTAMENTE LA LEY Y DISTINTA DEL RESTO DE PALOMAS MENSAJERAS DEL MUNDO.

Por lo tanto, salvo que la Federación Canaria pudiera demostrar que los colombófilos que participan en los Clubes adscritos a ella, poseen esa paloma mensajera canaria, DEBERÍA SER DISUELTA POR LA DIRECCIÓN GENERAL DE DEPORTES AL ESTAR VACÍA DE CONTENIDO.

Y si tenemos en cuenta que en la mayoría de los palomares canarios compitan al amparo de la Federación Canaria o al de la Nacional, existen palomas importadas y que, en Canarias, entran cada año miles de palomas procedentes del exterior, ES FÁCIL DEMOSTRAR LA IMPOSIBILIDAD DE MANTENER UNA DETERMINADA ESTIRPE PURA Y AJENA A CUALQUIER EMPAREJAMIENTO, que daría como resultado palomas distintas a las que se pretendieran defender como MENSAJERAS CANARIAS.

Creo que se evidencia el que, aunque pudiera existir esa paloma MENSAJERA CANARIA, desde que no se han puesto las condiciones, controles, exigencias, análisis y protocolos de conservación y desarrollo, queda todo en el mayor de los absurdos.

Así que podemos decir que hoy día, en la inmensa mayoría de los casos, solo una determinada anilla diferencia a unas palomas de otras, más allá de las características determinadas por las estirpes originarias o cultivos específicos de cada colombófilo.

Tendría que haber un control EXHAUSTIVO sobre cada palomar y sobre cada CLUB, para que puedan SER AUTORIZADOS a integrarse en una FEDERACIÓN de un DEPORTO AUTÓCTONO Y TRADICIONAL. Porque yo no puedo participar en la Federación de Vela con una lancha con motor fuera borda.

Y no quiero saber donde están las MÁS DE TRES MIL PALOMAS EXTRANJERAS QUE LOS DERBIS PIERDEN CADA AÑO EN CANARIAS.

juan reboso.

juan reboso
Imagen de juan reboso
LA GRAN MENTIRA

Según los actuales Estatutos de la Federación Canaria de Colombofilia, estos se aprueban al amparo de lo dispuesto en la Ley 4/2011, de Fomento de la Colombofilia Canaria.

El artículo 1 de dicha Ley DECLARA la colombofilia CANARIA como DEPORTE AUTÓCTONO Y TRADICIONAL CANARIO a los efectos de la Ley canaria del Deporte.

El Artículo 2 de dicha Ley, QUE RIGE A LA FEDERACIÓN CANARIA, dice que, a efectos de la Ley, la colombofilia canaria es la práctica deportiva CON PALOMAS MENSAJERAS CANARIAS.

Y, en el mismo artículo dice que LA PALOMA MENSAJERA CANARIA ES UNA VARIEDAD DE PALOMA MENSAJERA con especiales características GENÉRICAS Y MORFOLÓGICAS

Es decir, la Federación Canaria de Colombofilia es una Federación de un deporte autóctono y tradicional canario, que TIENE QUE PRACTICAR LA COLOMBOFILIA CON LA VARIEDAD DE PALOMAS MENSAJERAS CANARIAS Y NO CON OTRO TIPO O VARIEDAD DE PALOMA MENSAJERA.

Sin embargo, en la Asamblea de la Federación se ACEPTA QUE CLUBES, CON COLOMBÓFILOS CON APLOMAS NO MENSAJERAS CANARIAS, previo el pago de CINCUENTA CÉNTIMOS POR ANILLA, puedan ADSCRIBIRSE A LA FEDERACIÓN.

¿Cómo es posible que una Federación de un deporte autóctono y tradicional canario, acepte a personas que no participen con LA VARIEDAD de palomas MENSAJERAS CANARIAS?

Si esto fuera posible, un Club de Judo podría integrarse en la Federación de lucha canaria, los Clubes de esgrima en la Federación del juego del palo, los Clubes de regatas en el de vela latina y así en el resto.

TODO ESTO SUCEDE PORQUE LA LEY SE BASA EN UNA FARSA O MENTIRA, QUE HA APROVECHADO LA FEDERACIÓN CANARIA PARA ENFRENTARSE CON LA NACIONAL Y AL FINAL SOLO CONSEGUIR SU EXPULSIÓN.

Una farsa en la que participaron los partidos políticos, Coalición Canaria, Partido Popular y Partido Socialista, por puros intereses de partido, haciéndole el juego a un grupo de dirigentes colombófilos cuyo único interés era el de CONFRONTAR CON LA NACIONAL Y NO DEFENDER LA COLOMBOFILIA CANARIA.

Puede que exista la paloma MENSAJERA CANARIA, pero quien más está obligada a su defensa y promoción, que es la Federación Canaria, hace todo lo contrario.

juan reboso.

Valentín González
Imagen de Valentín González
SE HAN CLAVADO A LA CRUZ ELLOS MISMOS

El pensamiento desesperante y deprimente de que puedes atacar a otros sin que ello te afecte, a ellos le han clavado a la cruz.

Tal es la forma de locura en la que El Señor Suarez cree y padece, y sus asamblearios han apoyado.

Cheyen
Imagen de Cheyen
Imaginando un sueño colombófilo con denominación de origen

Bastantes años atrás era común oir y además con orgullo, “la paloma canaria es la mejor del mundo”, por otro lado en cambio, algunos colombófilos extranjeros, al conocer de nuestra colombofilia se quedaban extrañados, al ver los bajos porcentajes de recepción que tenemos en relación al kilometraje, así de pronto para ellos, les parecía que no poseíamos buenas palomas, pero pasó, que algunos llegaron a viajar aquí en Canarias, convencidos que sus palomas iban a marcar la diferencia, creyendo que iban a competir a un alto nivel, y la sorpresa fue, que el resultado en su mayoría era del montón, para luego aceptar desde la experiencia vivida, que esta colombofilia es difícil, algunos insistieron y lograron adaptarse a nuestras circunstancias y lograr su objetivo, pero a base de prueba /resultado y tampoco fue tarea fácil y en algún caso se tuvo que trabajar con líneas mezcladas o puras de palomas de cultivo canario.
Yo creo que coincidimos todos, en que una paloma que supere repetidas veces, las pruebas duras de los vuelos de Canarias, es una paloma con unas características especiales, porque todos reconocemos, que para volar en Canarias no es tarea fácil. También se ha dado la circunstancia de que algunos colombófilos canarios han viajado a Europa (Holanda o Bélgica) y han tenido el privilegio de ser invitado por algún reputado colombófilo de allá y poder ver llegar palomas de gran fondo (Barcelona), por lo general, se cuenta como anécdota curiosa, que veían las palomas regresar casi en grupos o unas detrás de otra, como si se tratase de 200 o 250 kms de los nuestros y al comprarlo con nosotros, nos invade el espíritu competitivo y lo primero que le viene a uno a la cabeza es, “que traigan esas palomas aquí, a ver si hacen lo mismo”.
Con estas anécdotas lo pretendía destacar, que nuestra circunstancia de vuelo es realmente especial, tal cual la describe la ley y sabiendo esto, podríamos imaginar o soñar con una colombofilia donde tenemos una pista de vuelo realmente extrema, que sólo la superan atletas con altas capacidades, pero que si además, juntamos cosas como de tener una ley que protege y apoya a esa colombofilia y a esa paloma con esas características, una ley que puede dar fé y amparo a un trabajo colectivo de selección de todo el archipiélago en aras de cultivar conjuntamente esa estirpe de paloma y además con una guinda del pastel, como es el colombódromo del Centro Colombófilo de Tenerife como centro neurálgico y banco de prueba que sirva además como escaparate mundial para poder demostrar las destrezas de nuestras palomas, todo esto bien dirigido y como dije en el título de este post, esto se podría convertir en “Un sueño colombófilo con denominación de origen”.
Quizás para muchos le es difícil creer que se pueda llevar a cabo esto de la “estirpe”, en mi opinión, creo que se hacen cosas más difíciles, como es el conservar una estirpe en el archipiélago como puede ser por ejemplo la línea Sion, el hijo de Roberto Sion, Paul Sion vendió las últimas palomas de su colonia a principio de los años ochenta y hay quien conserva esta línea en pureza, me refiero a que sus descendientes están basado en palomas de ese mismo origen, y según creo esta estirpe las hay en prácticamente todas las islas y tengo entendido que han venido de prácticamente todas las distancias.
En el caso de la paloma mensajera canaria pienso, que habría que marcar unas metas y ser fiel a nuestro trabajo, porque las palomas no es lo que son, sino que son el trabajo que les ha llevado a ser lo que precisamente son. Porque cuando a alguien que se inicia nuevo en colombofilia, se le dice como recomendación que se haga con buenas palomas, pero lo que realmente se le está recomendando, es que se haga con un linaje trabajado de un buen competidor y que no se haga con etiquetas o modas.
En mi opinión, para el desarrollo de la paloma mensajera canaria no creo que haga falta dejar una colombofilia para hacer la otra, creo que las dos pueden ser compatibles, tampoco creo, que haga falta una anilla diferenciada, que tampoco hay que descartarla, pero sí que haría falta, que sus méritos como paloma mensajera canaria, queden registrados y criar a base de selección para ir marcando su diferenciación, esto viene a ser lo mismo como se suele hacer con cualquier otra disciplina, por ejemplo, velocidad con velocidad o gran fondo con gran fondo, en nuestro caso se debería hacer con algo de más rigor, refiriéndonos a resultados canarios basando se en metas ya estipuladas y acreditadas, por poner ejemplos imaginemos: haber volado las 7 islas, o haber volado 5 fondos altamar, o haber volado 4 Áfricas, o haber hecho mínimo de kilometraje en “x” temporadas de vuelo, son ejemplos y claro, claro está la medida variaría según la isla y con esa medida lo que se trata es de buscar calidad y no cantidad, o sea, de obtener con los años la mejor estirpe, todo esto sería algo complejo que convendría analizarlo concienzudamente y por ejemplo de otras ideas a imaginarnos, en el colombódromo podría ser el test que midiera y le diera el sello de calidad que se merezca la representación de cada isla, esta competición podría ser paralela sin entorpecer la competición típica de un colombódromo. Y todo esto para el colombófilo podría ser una opción libre, algo que escoge el colombófilo siempre y cuando le interesase, esto sin obligar a nadie, simplemente que para participar en la estirpe es necesario cumplir con los requisitos que se exige como paloma mensajera canaria y la colombofilia canaria, por ejemplo, en el caso de la paloma mensajera canaria: que sea una paloma con méritos reconocidos por la colombofilia canaria y que en su pedigrí hasta sus bisabuelos hayan estados censados en federación o delegación de Canarias y las anillas de esos descendientes hayan sido distribuidas para la venta en Canarias…, por poner un ejemplo.
Ahora para cerrar el tema, como broche y como homenaje a los vuelos de Canarias de dificultad extrema, con un artículo del año 1989 publicado en el periódico El Día, en la sección de Deportes, en el apartado semanal de aquella época conocido por “El Rincón del Colombófilo”, pinchando en el siguiente enlace lo pueden ver:

http://www.columbacanaria.com/node/33678

Un saludo.
J.J.Déniz.