Se encuentra usted aquíForo / General / EFECTOS DEL CALOR Y HUMEDAD DURANTE UNA SUELTA.

EFECTOS DEL CALOR Y HUMEDAD DURANTE UNA SUELTA.


6 envíos / 0 nuevos
Último envío
juan reboso
Imagen de juan reboso
EFECTOS DEL CALOR Y HUMEDAD DURANTE UNA SUELTA.

El compañero Cheyen, participante habitual en esta página, me ha enviado un artículo que, por creerlo muy interesante, reproduzco integramente:

Por el Dr. Colin Walker
Las palomas no tienen glándulas sudoríparas y por lo tanto no pueden perder calor corporal a través de la sudoración. En las aves, el calor corporal se pierde por enfriamiento, por evaporación de los sacos aéreos. Cuando las aves se calientan, comienzan a jadear. Esto aumenta el flujo de aire sobre los sacos aéreos, el proceso de aumento de pérdida por evaporación, lleva al enfriamiento. La humedad perdida es reemplazada bebiendo. De esta manera, las palomas se mantienen a una temperatura corporal normal y a un nivel normal de hidratación.

Lo que sí sabemos es que a 25 º C, si privamos de agua, las palomas se deshidratan un 5% en sólo 24 horas. Las palomas que se han deshidratado un 5%, se vuelven tranquilas y apagadas y beben fácilmente si se les proporciona agua. Cuando se produce un 10 % de deshidratación, estos síntomas son mas exagerados. Cuando es de un 15 %, se produce una reducción en el volumen de sangre circulante, diversos órganos no funcionarán normalmente y habrá cierta interferencia con el nivel de conciencia. A partir del 15 % , las muertes comienzan a producirse.
También sabemos, lo que es importante, que no se producirá deshidratación a 25 º C si las palomas están provistas de agua.
Sobre las sueltas en días de más de 25 º C, se puede suponer que a menos que las aves beban a lo largo del camino, llegarán a sus palomares sufriendo un grado de deshidratación. A su regreso, una paloma bebe fácilmente, comienza el proceso de reemplazo de líquido perdido y un estado de hidratación normal se reestablece rápidamente.

Problemas en una serie de situaciones.

Alta temperatura: temperaturas de más de 25 º C, requieren grandes cantidades de líquido para ser evaporado desde los sacos aéreos, para mantener la temperatura corporal normal, llevando a un inicio más rápido de la deshidratación, a menos que la bebida se produzca.
Muy alta o muy baja humedad: La baja humedad tiene un efecto similar, en los sacos aéreos, a la alta temperatura. La baja humedad tiende a secar más fácilmente los sacos aéreos, llevando a una más rápida pérdida de líquido. Por el contrario, la alta humedad disminuye la refrigeración por evaporación, llevando a hipertermia (temperatura corporal alta).
Vientos de pico: el esfuerzo extra involucrado por volar con un viento de pico conduce a un aumento del nivel de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo, lo que aumenta la frecuencia respiratoria. Esto aumenta la pérdida de fluido de los sacos aéreos y también predispone a las aves a la deshidratación.
La combinación de vientos calientes que también son secos, enfrentados a las palomas, que no tienen acceso al agua, es mortal para ellas. Con esfuerzo y calor, se pierden grandes cantidades de líquido. Cuando las reservas de líquidos se han agotado, ya no puede producirse la evaporación de los sacos aéreos. Esto significa que la paloma ha perdido su único método de refrigeración propia y la hipertermia comienza a producirse. Cuando los niveles de deshidratación superan el 15 %, se interrumpen los sistemas metabólicos normales y se produce una disminución del nivel de conciencia. En esta situación, pueden esperarse grandes pérdidas.
Cabe señalar que, incluso en días frescos, la temperatura dentro de una cesta rápidamente puede alcanzar los 25 º C, debido al calor que generan las propias palomas (la temperatura corporal normal es 41,7 º C). Esto significa que las palomas, si no beben agua desde el inicio del enceste hasta llegar al punto de suelta a la mañana siguiente, ya pueden sufrir algún grado de deshidratación. Es importantísimo asegurar que las palomas tengan acceso al agua siempre que sea posible, por lo que estarán totalmente hidratadas, acción que no puede subestimarse.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Carlos Bachi
Imagen de Carlos Bachi
Esto es desconocido por muchos y otros prefieren ignorarlo.

Estimado Don Juan:

Buenas noches.
Todo lo que describe este escrito es una realidad, realidad que vivimos a diario, pero lamentablemente muchos desconocen y otro tanto la prefieren ignorar.
Hace mucho tiempo que intento demostrar la mala praxis que practican trasladando las palomas que van a las competencias de fondo y gran fondo y la respuesta que obtengo es: "Entonces no viajamos."
He seguido tratando de convencer que las cosas se pueden mejorar, nuestra colombofilia requiere de más celo, de más precauciónes, de mucha más atención y ocupación, pero aquí lo importante es ir a África y que Dios nos coja confesados.
Como siempre saldrán a decir: "Habló el demagogo."
Las soluciones las tienen sobre la mesa, todo esta bien encausado, aquí hay gente sobradamente inteligente que, aplicando el sentido común, ha dado buen camino a un progreso inmediato, sólo hay que llevar a cabo sus iniciativas, grandes iniciativas.
El Sr. Juan Reyes puso sobre la mesa un proyecto progresista y altruista, espero se concrete por el bien de todos, palomas y colombófilos.
De lo contrario, a seguir con los macanasos, con la triste práctica de una palomería absurda y con un descrédito que lo único que lleva es a la risa y al degradación continua.
La verdadera colombofilia canaria es admirada en todo el mundo, lo único que hay que hacer es mostrarla tal cual es y no disfrazarla ni sucumbirla en el eterno carnaval al que la tenemos sometida.
Seamos serios, queramos a nuestras palomas y amemos a nuestra colombofilia y de esta forma volvamos a mirar al cielo dignos de llamarnos COLOMBÓFILOS CANARIOS.
Si a alguien he herido, pido disculpas, a veces mis ideales me traicionan y pienso en voz alta.

Con respeto colombófilo: Carlos Alfredo Bachi Acosta

Club Fondo de Guanarteme.

Licencia Federativa: 15865.

juan reboso
Imagen de juan reboso
APRENDER CUESTA AUNQUE SERIA FACIL....

Yo se que avanzar en nuestra colombofilia es muy difícil. Y es muy difícil por que, en genera, las personas se aferran a hábitos y costumbres como si en ello les fuera la vida y cuando alguien propone algo nuevo, se ponen todos los impedimentos para llevarlo a cabo.

Puedo decir que prácticas veo como habituales EN CONTRA DE LO QUE SE EXPONE SOBRE EL ARTICULO SOBRE EL CALOR Y LA HUMEDAD EN LAS SUELTAS DE LAS PALOMAS:

1. Muchos compañeros llevan sus palomas el día de la recogida en cestas donde solo cabrían la mitad y pueden estar en ellas A ALTAS TEMPERATURAS hasta más de una hora.
2. En muchas sociedades se les pone agua a las palomas que se recogen para las sueltas mucho tiempo después de recogerlas y, en algún caso, nunca.
3. Tanto en los Clubes como en las propias federaciones, las cestas se rellenan por exceso y no por defecto. Me explico, si hay una cesta con 10 palomas, por ejemplo, no se quitan de otras para completar esta. No. Se reparten las 10 palomas entre otras cestas donde ya se encuentran las más que suficientes.
4. En muchos casos, mientras las palomas permanecen en los puntos de suelta SOLO SE PONE UN BEBEDERO POR CESTA y son muchas las palomas que tienen difícil el acceso al mismo, sobre todo en las cestas de los machos cuando algunos se apropian de los puntos de acceso a los bebederos.
5. En general se discriminan a las palomas que van fuera de concurso en relación con las que van a concurso que reciben un mejor trato.

En fin, esto es así y si logramos erradicar estas prácticas, habremos conseguido dar un pequeño pasito “palante”

Carlos Bachi
Imagen de Carlos Bachi
Estimados colombófilos y apreciado Don Juan Reboso.

Don Juan y compañeros de afición:

Buenos días.
Avansar en nuestra colombofilia no es difícil, lo difícil es ir contra la ignorancia e incompetencia de los palomeros de turno.
Es habitual que se hable que en colombofilia la ignorancia prima, siempre fui un ferviente defensor del criador de mensajeras y negué esta cuestión, hoy lamentablemente me sumo al juicio y paso a ser un ferviente defensor de lo que me interesa y ocupa: Las palomas y la buena colombofilia.
Es una realidad que el mundo colombófilo está sucumbiendo, aquí solo se habla de pedigrees mal interpretados, medicamentos por doquier y la cria indiscriminada de pichoncitos o mejor calificados pajaros con plumas de colores y si son blancas mejor, los halcones los identificaran mejor.
Se ha perdido el amor a la paloma, el respeto a la atleta, la devoción a lo supremo; que es el vuelo de una mensajera y se "cagan" en la rotulación de nuestra identificación, LA COLOMBOFILIA.
Tiempos difíciles nos esperan, la colombofilia es una practica en vias de extinción, el clima, los halcones, los efectos naturales que agreden a la geografia, deben ser nuestra primera fuente de preocupación y, por ende, nuestra ocupación, pero hay algo más duro y cruel que éstos, aunque parezca increíble y es la cruel y lastimosa ignorancia e inescrupulosa actuación de muchos aficionados a las palomas mensajeras, seres vivos que se desviven por volver a su querencia.
Año tras año vengo observando las sueltas de los tinerfeños en el muelle de Las Palmas de Gran Canaria, contar dicho espectáculo hiere la sensibilidad de los colombófilos, por lo que me reservo ese derecho, pero no crean que lo borro de mi memoria y es por tal motivo las calificaciones antes mensionadas y el descrédito a una afición que continuamente está herrando el camino y está confundiendo los conceptos.
Por este motivo y resumiendo para no aburrir, le digo que no es difícil mejorar, lo difícil es encausar lo inentendible, lo inexplicable, la crueldad que se vive a diario por culpa de un bicho que se lo denomina ignorancia y día a día nos debora a mordiscos despedazando las ilusiones e inquietudes de muchos.
Como siempre, pido disculpas, no puedo callar lo que pienso y les aconsejo que lean esto y pasen página, mi imaginación me traiciona y tal vez lo expuesto sea parte de mi paranoia por mejorar lo inmejorable, lo imposible de mejorar.

Un fuerte abrazo de un idealista: Carlos Alfredo Bachi Acosta

Club Fondo de Guanarteme.

Licencia Federativa: 15865

JM-JM
Imagen de JM-JM
Cuanta verdad...

Cuanta verdad hay en su comentario, hoy por hoy, prevalecen, la ansiedad, los anhelos, la ambición, el lucro y no sé cuantas barbaridades más.
Com usted bien dice, no hay respeto para nuestros atletas, los humanos somos terribles, faltos de capacidades y verdugos de nuestros propios animales, hay que estar en el lugar de una suelta de las nuestras, para ver como se les trata o como se comportan nuestros atletas, a la hora de producirse una suelta, la ignorancia de muchos les permite opinar auténticos disparates, pero porque no se vé la realidad de una suelta, eso de soltar de uno en uno los clubes, no trae sino stress para los atletas, y eso se traduce en pérdidas, pero eso no tiene importancia, "LA QUE NO LLEGA, ES PORQUE NO SIRVE", eso dicen la mayoría de nuestros compañeros, que poco valoramos a la "PALOMA MENSAJERA", Y QUE POCO SE LE ESTIMA Y QUIERE.
Posiblemente sea yo, un idealista como usted Sr. Bachi, pero no me arrepentiré nunca de serlo.
Un fuerte abrazo para un defensor de LA PALOMA MENSAJERA de,

JM-JM.

Carlos Bachi
Imagen de Carlos Bachi
Estimable JM - JM.

Estimable JM - JM:

Buenos días.
Veo que la sensibilidad no solo me afecta a mi, por lo menos tengo a alguien que me acompaña en el sentimiento.
Quiero aclararle que cuando expuse lo de las sueltas de vuestras palomas me referí al mal filtro y selección que se hace con las aves antes de enviarlas a un evento a distancia, lo cual y sin lugar a dudas perjudican a otras que si están capacitadas pero a su vez inmaduras para emprender el vuelo de retorno a casa.
Con respecto a los encargados del comboyer, nada tengo que objetar, cuando los veo trabajando siento una profunda admiración, brota de mi "el mayor respeto colombofilo" como solía decir mi Gran Maestro, Don Juan Perello (QEPD).
Es difícil que algún día no vea vuestros camiones apostados en el muelle de Las Palmas, le puedo asegurar que jamás vi alejarse a los responsables de los camiones y estar permanentemente atendiendo a las aves con mucho celo y una vez teniendo controladas y ubicadas no quitar ojo de los camiones y las cestas dejando así reposar y descansar a las atletas, con sus bebederos permanentes y reponiendo agua cada vez que es necesario.
De igual forma se procede a las sueltas, se denota experiencia en esta gente, su trabajo es bueno y muy responsable, siempre se percatan de que no queden palomas en las cestas y que éstas escapen de las mismas hacia un frente sin obstáculos y con un plano de gran visibilidad.
Le puedo asegurar que ellos no me conocen a mi y yo tampoco a ellos, en estos casos me gusta ser un "águila", estar al hacecho por si las moscas, pero gracias a Dios todo va muy bien.
Ahora el espectáculo se da luego que se ponen en libertad a las atletas, ahí es cuando observo las carencias que padece nuestra colombofilia.
De las cestas sale de todo, palomas que han mandado a competir, palomas que no se animan a eliminar y las mandan para que queden en libertad lejos de casa, pichones preparados y bien entrenados, pichones que solo han volado sobre su palomar, palomas con buena salud sin entrenamiento a distancia, palomas con pésima salud, solo con ver la parbada empezar a dar vueltas sobre el punto de suelta uno se empieza a percatar de como va el tinglado.
Al cabo de pocos minutos, muchas palomas comienzan a desplomarse en los alrededores del punto de suelta, ahí están las palomas que los colombófilos no se animan a eliminar y las palomas con pésima salud a las que se le suman algunos pichones de esos que solo vuelan sobre el palomar.
Esto es solo el comienzo del espectáculo, lo peor sucede con el correr del día, cuando sin que te lo esperes comienzan a regresar al punto de suelta lotes de 10, 20, 30 y hasta 50 palomas, volando sin dirección, para un lado y para otro, desesperadas, descontroladas y lo peor de todo y sin que las pobres se enteren, deshauciadas, libradas a las manos de Dios y de un buen colombófilo que las acoja en su palomar y las devuelva a sus dueños.
Estas últimas, vuelan todo el día, hasta que el sol comienza a ocultarse, ahí veo a muchas posarse sobre edificios, otras sobre los camiones del puerto y otras muchas atropelladas y aplastadas por los coches que circulan por la avenida marítima.
A todo esto, seguramente otras tantas han entrado en los palomares canariones apostados cerca del puerto, de las primeras que le hable, las que mandan para no ver más y las que por una u otra razón siguen a estas, son presa de palomeros que con tarritos y botellas de agua van a su captura, son fáciles de coger, en la mayoría de los casos son cariñosas, se dejan querer.
Los "halcones con pelos" que merodean por el puerto, suelen decir que las que se quedan son palomas listas.¡Muy listas!
En lo particular no tengo experiencia en estos menesteres, me repugna estar cerca de estos halcones con pelo, son la escoria de la colombofilia, un mal que lamentablemente tiende a desarrollarse y no a desaparecer.
De todas formas, sabemos que un alto porcentaje de lo que cogen es desecho, en las primeras sueltas se manda mucho descarte y una cantidad excesiva de, ¡Veremos si viene! o peor aún, ¡Espero no venga más!
Lo lamentable, y en esto quiero profundizar, es la cantidad de pichones inmaduros que se mandan a estas sueltas, esos son los que vuelan de forma descontrolada, que salen de un grupo y se meten en otro, los que en determinado momento buscan el lugar más alto para posarse y tratar de encontrar el camino de vuelta a casa, pero su inmadurez los termina venciendo, los consume y con los días terminan siendo presa fácil de la rueda de algún vehículo o simplemente mueren de sed y hambre.
Estos pichones no suelen entregarse, lo dan todo, son extraordinarias atletas, lo único es que no han madurado, son como una fruta que aún no ha cogido su punto para ser arrancada.
Aquí radica la ignorancia, aqui radica la incapacidad, aquí radica el desinterés y la prisa.
Esta es la colombofilia de hoy, donde se confunden machos de hembras, donde no se sabe cuantas plumas tiene en la cola la paloma. De seguro muchos diran diez, algunos "¡que me importa!",otros correran a contarlas, pues no se molesten, las palomas tienen 12 plumas en la cola.
De la misma forma que deje este ejemplo, tendrían que preocuparse y compartir experiencias colombofilas, hablar más con los nobeles colombófilos y que éstos sientan la inquietud por enterarse de las cosas básicas, esas que para uno son tan sencillas y para ellos estan sumergidas en un abismo.
Espero luego de este comentario se pueda mejorar algo, es un eterno problema del cual hay que ocuparse, no preocuparse y recuerden que detrás de una paloma vieja de desecho para algunos, o, una paloma mal preparada, también se puede posar un extraordinario pichón inmaduro y ese si podría haber sido un excelente reproductor en mejores circunstancias, pero del que se nutren los halcones con pelo, o los satélites que los rodean.
Sobre esto se podria escribir un libro, espero algun día tener tiempo para hacerlo.

Con respeto colombófilo: Carlos Alfredo Bachi Acosta

Club Fondo de Guanarteme

Licencia Federativa: 15865

view counter

Última imagen

CLUB COLOMBÓFILO CIUDAD DE EL PASO

Imagen aleatoria

Rodado 2005

Encuesta

¿Crees necesario un debate abierto entre ambas partes del conflicto colombófilo canario actual con el propósito de aclarar?
100%
NO
0%
Total de votos: 9