Se encuentra usted aquíForo / General / LA DECENCIA PERSONIFICADA

LA DECENCIA PERSONIFICADA


1 envío / 0 nuevos
Manuel Moreno
Imagen de Manuel Moreno
LA DECENCIA PERSONIFICADA

Ahora se está dando cuenta la DECENCIA PERSONIFICASA que hay muchísimos colombófilos de Tenerife que los “están dejando de lado...” A lo peor se ha creído decente cuando todo lo que perciben los lectores son actos egocéntricos, reprobables y de persecución deleznable...

Quien ose decir algo en Columba, recibirá los reproches “decentes” del personaje, conminándole con escraches a comulgar con sus disparatadas y egocéntricas tesis.

Es una gran verdad que los que tienen muchos años ven la muerte más cerca. Es obvio, y también es verdad, que con los muchos años se es más propenso a repasar lo que se ha hecho en la vida para saber si se ha merecido la pena nacer....
Se podría sacar conclusiones del grado de “decencia” que atesora el personaje por lo que a diario le leemos.

¿Qué es una persona decente?

“Es decente el honesto y recto y que no comete acciones ilícitas, delictivas o moralmente reprobable”

¿Puede ser decente un acosador?. No, por supuesto que no. Este DECENTE PERSONAJE ha perseguido a la FCC con más DE VEINTE MIL ESCRITOS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS. Está obcecado con la FCC. Todos estamos hartos de leerle. Hace unos días se personó en el Centro Colombófilo de Tenerife acompañado del Sr. Acevedo que SIGUE VIGENTE dirigiendo a los ilegales, pese a estar inhabilitado por la DGD, sin nombramiento legal democrático desde hace ONCE AÑOS , porque el Cabildo no quiere pagar el mantenimiento del mismo. Pues bien, habló NUEVE PALABRAS: “ La culpa la tiene la Federación Canaria de Colombofilia” ¿Qué les parece la decencia de este personaje? ¿Qué tiene que ver la FCC con el Centro Colombófilo?

¿Puede ser honesto un canario que desprecia las leyes de su Comunidad Autónoma, y que incita al incumplimiento de las mismas?

No, por supuesto que no. Aconseja a colombófilos que no obtengan la preceptiva licencia federativa canaria en contra de nuestras leyes,. Anima a que solo obtengan la licencia federativa nacional, aplaudiendo las monsergas de unos Campeonatos Nacionales de envío de papales, sin confrontación deportiva, con categoría internacional....

Le llama la atención a un colombófilo palmero CON LA EXCUSA de que se limitó a exponer la normativa, pero una normativa que beneficia a la Nacional, pero se le olvida de la normativa más grande, LAS LEYES. Que es que ningún club de La Palma tiene licencia federativa, ni cumplen sus estatutos. No les avisa que todos los clubes que están en una situación ilegal, han sido denunciados por la FCC por incumplir el artículo 60 de la Ley del Deporte de Canarias, DEBIENDO DESAPARECER COMO CLUBES DEPORTIVOS DE CANARIAS. ¿Qué moral tiene el DECENTE? ¿Qué les podrá decir a esas personas cuando el Juzgado obligue a la DGD a darles de baja del Registro de Entidades deportivas de Canarias?

¿Puede ser honesto una persona que se confabula con Valentín (ahora peleado con Montiel porque este le ha birlado los transportes), para hacer una comisión para redactar un informe mentiroso que le sirva de Base a Peraza y Cía, para que a su vez haga otro que incrimine en un Juzgado de la Penal a los componentes de la FCC, diciendo que la Insular de Tenerife no le debe nada a la Canaria, al revés que la Canaria le debía un porrón de euros a la Insular...? ¿No es esto una acción ilícita, delictiva y moralmente reprobable?

Es mentira cuando dice que se ha involucrado en defensa de la Colombofilia. Solo le sirve a la RFCE como testaferro para que esta haga interferencias en las competencias de la Comunidad Autónoma de Canarias. La HISTORIA lo tendrá en cuenta.

Todo está escrito. No hay disculpa. No ha hecho sino dividir al colectivo colombófilo de Tenerife perjudicándole gravemente. Ha sido fiel a su formación política: Mentir, Tergiversar, Dividir, Romper, l a culpa es de otros, Habla de democracia hasta posicionarse, después solo sus opiniones son las válidas.

¿A quién de la política nacional me recuerda?

Los que tienen esta forma de ser mueren, y la gente lo olvidan con facilidad ...

Manuel Moreno