Se encuentra usted aquíForo / General / PESO, ALAS Y ENERGÍA EN LAS PALOMAS

PESO, ALAS Y ENERGÍA EN LAS PALOMAS


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
PESO, ALAS Y ENERGÍA EN LAS PALOMAS

Para que una paloma compita con garantías de éxito, es necesario que PESE POCO, tenga una adecuada ESTRUCTURA DEL ALA y que posea suficiente POTENCIA O ENERGÍA. Sin estas tres condiciones nunca una paloma podrá competir de un gran fondo con eficacia y eficiencia. Es decir, que responda a lo que esperamos de ella y que lo logre en un espacio de tiempo apropiado.

En cuanto AL PESO, no importa tanto el tamaño de la paloma, ya que las hay grandes muy ligeras y pequeñas muy pesadas. Una paloma pesada puede serlo aún con poca comida, sin embargo, una paloma ligera de peso, puede ser pesada por un exceso de comida y poco ejercicio. Por lo tanto, lo adecuado es que la paloma NO SEA PESADA y que la alimentación y el ejercicio sean los apropiados en cada caso.

En relación a LAS ALAS hay que tener en cuenta que las primarias aportan velocidad a la paloma y que las secundarias son las que retienen el aire para elevarse o mantenerse volando. De ahí la importancia, tanto de las primarias, como de las secundarias. Es decir, de las alas y de las trasalas.

Por esto, cuanto más larga y estrecha sea el ala de una paloma, mayor velocidad puede alcanzar, aunque la propia naturaleza adecua el largo del ala con el ancho de la misma. Cuando las alas son largas y estrechas o finas, ofrecen menos resistencia al aire mientras se vuela con el consiguiente ahorro de energía.

Según los defensores de la TEORÍA DEL ALA, entre los muchos aspectos que tienen en cuenta, defienden que el antebrazo ha de ser corto, hombros gruesos, una trasala corta y que la cuatro últimas remeras deben ser estrechas y redondeadas.

Junto a esto, algunos defienden el necesario "decalaje" entre el ala activa y el ala pasiva o el ala y la trasala e, incluso, los más exigentes hablan de la necesidad de DOS DECALAJES, es decir, diferencia de tamaño entre unas plumas y las siguientes y así indican un segundo decalaje entre las cuatro últimas remeras y la siguiente.

De esta manera, para estos estudiosos de la teoría del ala, la peor ala es cuando la remera diez es más larga que la siguiente y así sucesivamente cada vez más cortas que la anterior. Y que la mejor ala es aquella que tiene del mismo tamaño la ocho y la diez siendo la nueve más larga que ambas.

En cuanto a la POTENCIA o ENERGÍA, el tema es muy extenso y complejo, por lo que mi comentario intentaré hacerlo lo más breve y comprensible posible.

La mayor pérdida de peso de una paloma en vuelo, se produce en los primeros diez minutos y, después de un cuarto de hora aproximadamente, va disminuyendo poco a poco mientras sigue volando.
Cuando una paloma lleva volando aproximadamente una hora, usa como energía la grasa que ha acumulado y por ello, en los grandes fondos, usa su grasa como su principal aportación de energía.

Las palomas necesitan la energía que le pueda proporcionar, en mayor o menor cantidad, la comida que les administramos. Las grasas (girasol, linaza, manises...), los carbohidratos ( millo, trigo, cebada, centeno, avena, arroz, mijo...) y las proteínas (girasol, lentejas, arvejas, habas, manises...).

La grasa es vital para los vuelos de gran fondo ya que aporta mucho más energía que los carbohidratos o las proteínas.

Sin embargo, a la hora de administrar los alimentos a las palomas para una competición, se ha de tener en cuenta varios aspectos y, entre ellos, el tiempo de vuelo que se espera de acuerdo con las condiciones meteorológicas, si va a tener el viento a favor o en contra ya que, según sea el caso, necesitará menos o más energía.

Un exceso de legumbres (arvejas, habas, veza, soja, etc.) puede ser perjudicial para las palomas. Por ello, tanto este tipo de alimento, como el que le aporta grasas, ha de administrarse con moderación.

Como se puede observar, en mi comentario aporto datos CIENTÍFICOS O CONTRASTADOS, DATOS TEÓRICOS Y OPINIONES PERSONALES y, por lo tanto, así se han de considerar.

juan reboso.