Se encuentra usted aquíForo / General / UNA BUENA PALOMA ¿EN LA MANO O EN LA CESTA?

UNA BUENA PALOMA ¿EN LA MANO O EN LA CESTA?


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
UNA BUENA PALOMA ¿EN LA MANO O EN LA CESTA?

La colombofilia está llena de teorías y muy pocas certezas. Pero, en general, el colombófilo se deja llevar por las teorías y rara vez comparte las pocas certezas que, bajo análisis científico, se han podido demostrar.

La mayoría de los colombófilos seleccionan sus palomas en la mano y otros, tal vez una minoría, por la cesta. Y desde mi punto de vista, una buena paloma debe reunir ciertas condiciones que se deben observar en la mano y, por supuesto, lo que demuestre en las sueltas.

Y es verdad que hay muchos colombófilos que pueden ver en sus palomas algo más allá de lo que se puede apreciar a simple vista y que, en la mayoría de los casos, aciertan con sus apreciaciones. Suelen ser los grandes maestros de la colombofilia.

Normalmente, cuando alguien coge una paloma en la mano, tiende a buscar la perfección y en la colombofilia, como en casi todo, lo perfecto puede ser enemigo de lo bueno. Una excelente paloma estándar difícilmente puede ser una excelente competidora en velocidad o fondo.

Casi todos los colombófilos observan las plumas de las alas en las que se observe cierta distancia entre las últimas remeras, la longitud de la trasala, la espalda, la cola, la pelvis y la quilla. Oros incluyen la posición del pico en relación con las pupilas, las propias pupilas, los pectorales y otros músculos, la fortaleza de los sacos aéreos, la osamenta, etc.

En mi caso, creo que una buena paloma ha de estar bien conformada, ser equilibrada, tener una espalda ancha, un ala aireada, que no esté muy cerrada en la pelvis y que tenga unos buenos ojos.

Grandes colombófilos y con gran formación, niegan cualquier teoría y especialmente la del ojo. Sin embargo, en cualquier fotografía de una paloma, invariablemente se adjunta la fotografía de un ojo ¿Por qué?

En mi experiencia, en cuanto a saber si una paloma es una buena reproductora, si es de velocidad o de fondo, observándola detenidamente, según la teoría del ojo, se acierta en la práctica totalidad.

Ahora bien, serán los logros de la descendencia en el caso de las reproductoras y los logros en las sueltas, ya sean de velocidad o ya lo sean de fondo, lo que determine, en definitiva, si una paloma es buena o no, más allá de sus morfología o que esta se acerque más o menos a lo que nosotros entendemos como bueno.

El análisis en la mano es necesario, pero será la cesta la que diga la última palabra, porque lo que nunca podremos ver es lo que tiene la paloma en su interior, su voluntad, su capacidad de resistencia o lo que le mueve por volver al palomar en cualquier circunstancia y condición.

juan reboso.