Se encuentra usted aquíForo / General / LAS PALOMAS, UN PRODUCTO COMERCIAL

LAS PALOMAS, UN PRODUCTO COMERCIAL


1 envío / 0 nuevos
juan reboso
Imagen de juan reboso
LAS PALOMAS, UN PRODUCTO COMERCIAL

Las palomas europeas, principalmente las BELGAS Y HOLANDESAS, hace tiempo que se han convertido en un producto comercial sujeto a la ley de la oferta y la demanda, donde el MARKETING juega un papel tan importante, como en cualquier producto en el mercado.

Entendiendo este MARKETING como una serie de técnicas que procuran mejorar las condiciones para la venta de un producto, en la colombofilia se basa, fundamentalmente, en un marketing digital a través de INTERNET por mediación de los ordenadores, teléfonos móviles y tablets, que logran llegar a cualquiera.

Las páginas Webs de los Clubes, las Asociaciones colombófilas, los foros colombófilos, los videos en YOU TUBE, la plataforma de PIPA y otros, logran llegar a los colombófilos de TODO EL MUNDO en el mismo instante.

Y así, sin necesidad de engañar a nadie, se hace relevante lo que INTERESA EN CADA MOMENTO a quien desee "vender" una paloma o un colombófilo. Porque, al fin y al cabo, lo que se pretende es HACER NEGOCIO.

Y lo cierto es que, en los últimos años, gracias a este MARKETING, se está llegando a CIFRAS ESCANDALOSAS como pago por palomas, cuyo mérito más relevante es aparecer en primera línea en las plataformas de venta, resaltando los éxitos de un determinado colombófilo que interesa en un momento dado.

Pero para esto hace falta RIGOR y COMPROMISO y aunque se han detectado engaños en algunos pedigrís ya que el colombófilo lo puede alterar en su beneficio, hay controles suficientemente rigurosos para aportar unas mínimas garantías e, incluso, en ocasiones, se llega a hacer análisis de ADN para garantizar la descendencia de una determinada paloma.

Y, como ya he dicho en otras ocasiones, las palomas son un producto más en el mercado y, por lo tanto, sujetas al mismo y del que formamos parte aún sin tener intención.

Por poner un ejemplo, en Canarias conocemos a unos MEDIA DOCENA de colombófilos que los calificamos como GRANDES FONDISTAS y, sin embargo, no conocemos a muchos que, con los mismos o similares méritos, no se prodigan en los medios audiovisuales.

ES EL MERCADO.

juan reboso.