Se encuentra usted aquíForo / General / Las inquietudes de Don Valentín y el ego de don Manuel Moreno

Las inquietudes de Don Valentín y el ego de don Manuel Moreno


1 envío / 0 nuevos
el palomo viejo
Imagen de el palomo viejo
Las inquietudes de Don Valentín y el ego de don Manuel Moreno

POR QUÉ EL EGO TEME CAMBIAR?

Esto decía Alejandro Jodorowsky sobre ego:

Para responder la pregunta que se hace Don Valentín Gonzales debemos contar una antigua historia
“Un cazador, que buscaba la pista de un león, preguntó a un leñador si había visto huellas del felino. Este le respondió: “Conozco el sitio donde se cobija. ¡Voy a mostrarte al león mismo!” El cazador se puso blanco y, entre castañeteos de dientes, confesó: “Sólo busco la pista y no al león”.

Esta historia puede ser aplicada a aquellos que buscan el Conocimiento. Para aprender se necesita, primero, saber que se puede aprender; segundo, ser maestro de sí mismo para poder aprender; y tercero, estar dispuesto a aceptar el cambio que provocará el Conocimiento… Gran parte de la falta de aprendizaje es la creencia de que no se tienen capacidades para aprender. Luego, la pereza de creer que todo se recibirá de un Maestro. Y por fin, el miedo al cambio que hace que el discípulo luche contra aquello mismo que quiere aprender.

¿Por qué el cambio aterroriza? Nuestro Ser esencial es ilimitado y participa de la eternidad universal. Nuestro limitado Ego, con angustia quiere perdurar, quedándose dentro de sus límites para siempre, igual a sí mismo. Mas, para ser inmortal, tiene que conocer y eso lo llena de terror, pues si le dice a su Esencia: “Tengo miedo de morir, ¿qué debo hacer para impedirlo?” Ella le contestará: “Si quieres alcanzar la eternidad, debes primero morir, Sólo cambiando radicalmente, eliminando tus amarras al pasado, abandonando los intereses que te atan a lo que posees, perdiendo tu “personalidad”, tu nombre, tu rostro, tus ideas, muriendo en vida para otra vez nacer, es decir mutando, podrás salvarte.

Así como el cazador sigue las huellas, pero rehúye enfrentarse al león, el Ego teme enfrentarse al Conocimiento. Para perdurar, debe dejar de ser tal cual es. Para cazar al león debe dejar que este se lo coma. El Ego debe disolverse en el Ser esencial. La bestia duerme en su caverna. Él tiene que entrar en la oscuridad y despertarla. Cuando el león se despierta, el cazador se esfuma.
Cuando Manuel Moreno fisgoneó en la Colombofilia de Tenerife, para aliarse y aprender de otro gran ególatra (Cesar Escobar), vendió su alma al diablo con tal de encumbrarse en la colombofilia canaria.
Era la época del declive del Emperador, y como tal, la jugada no le salió bien. Tubo que retornar a la “pequeña” Canaria, y allí descubrió a un pequeño personaje, sociópata y narcisista, y juntos, emprendieron la ODISEA de romper la Colombofilia en Canarias.
Gracias a la perseverancia de personas como el Sr. Reboso, y otros, no han logrado su dañina obsesión.
¿Le dice algo esto? Don Valentín. El Ego, junto a un Sociópata, es el caldo de cultivo que ha llevado a la Federación Canaria al DESASTRE DEPORTIVO.
Manolo, Manolo, querido. Todavía no es tarde para entonar el CANTO DEL CISNE antes de tu muerte deportiva.

Cordiales saludos.

J. J. Díaz

PD. Y LA LEY 4/2011 ES UNA MIERDA...

¿Ególatra Manuel Moreno?, SI. Y algo más…

view counter

Última imagen

Casablanca

Imagen aleatoria

made in morocco

Encuesta

¿Como colombófilo, qué especialidad en viajes le gusta mas?
Velocidad
7%
Velocidad y Medio Fondo
14%
Fondo y Medio Fondo
47%
Todas
26%
Ninguna, con viajar palomas me conformo
7%
Total de votos: 184