Se encuentra usted aquíForo / General / Contestando a J. J. Díaz

Contestando a J. J. Díaz


4 envíos / 0 nuevos
Último envío
Manuel Moreno
Imagen de Manuel Moreno
Contestando a J. J. Díaz

Yo no creo que la actitud beligerante y gratuita que ha adoptado hacia mí persona, obedezca a que Ud quiera hacer méritos para identificarse con el “mote” que le precede. Sinceramente no creo que tenga Ud. trastornadas sus facultades mentales, aunque lo parezca. Si que creo que es un poco insensato e imprudente, por decir algo, y sobre todo, creo que es un gran ignorante .No me refiero a que no tenga formación cultural, me refiero a que es ignorante sobre el asunto del que me acusa, concretamente en el concepto de la traición.
Ud. no tiene ni idea de lo que es una traición. Para que exista, tiene que haber ejecutado el supuesto traidor, acciones de reniego de un compromiso de lealtad hacia una idea o grupo de pertenencia. Que yo me haya dado cuenta, jamás me he casado con su amigo, ni jamás le he jurado lealtad.
Reconozco que en algún momento de mi existencia creí que el concepto que se debía tener sobre la Colombofilia era el que me contaba su amigo. No sólo fui yo quien creyó en él, sino que el 90% de los colombófilos de Tenerife también creían en lo que nos contaba ese Sr. y su grupo de Gobierno, el que no era ajeno a su persona. Ese 90% de colombófilos de Tenerife y Yo, quedamos completamente defraudados cuando se descubrió en Asamblea General, un “agujero negro” de más de 50.000 euros. En dicha sesión quedó al descubierto tal y como era.
Un ejemplo de traición a una idea, es la proporcionada por ese Sr. Él fue el artífice de que en el año 2006, se aprobase por la Asamblea General de la Federación Canaria, la implantación de la anilla canaria. Él fue la persona que por primera vez trabajó en la idea de la Ley de Protección de la Colombofilia, pero su peculiar personalidad, no le permitió aceptar que su borrador no fuese el que aprobasen todas las fuerzas políticas de Canarias. Entonces, fiel a su también peculiar forma de actuar, incumple la legalidad vigente y lejos de anillar con la anilla que él mismo propuso, se enrabieta y anilla con la anilla de la RFCE y fomenta el incumplimiento de la Ley. Eso es traicionar a una idea.
En la actualidad, mi único compromiso radica en evitar que personas insensatas y ruines, solo por envidias y rencores, descaradamente incumplan nuestras leyes e intenten romper a nuestras instituciones. Ahora mismo, no defiendo a ninguna persona en particular, defiendo la idea de unidad y por eso hago frente a escritos demagogos, que solo intentan confundir, romper e instaurar el caos en la Colombofilia.
Desde el descubrimiento del famoso “agujero negro”, ya hace unos cuantos años, todos Udes saben que la Federación Insular de Tenerife le debe a la Federación Canaria más de 12.000 euros. No ha habido ni una persona que le haya afeado ese comportamiento a esa Insular, ni tampoco el confabularse con la RFCE para acabar con la Federación Canaria, instaurando una Gestora manifiestamente ilegal, convirtiéndose también ilegalmente en la interlocutora con esa aruinada institución. Todas esas actitudes demagógicas y el querer romper nuestras instituciones es lo que realmente es una TRAICION.
Reconozco que soy una persona insignificante, pero le aseguro que soy una persona fuerte y perseverante cuando creo en una idea. La idea de tener unas instituciones fuertes en Canarias, merecen la pena.
Yo no me he metido nunca en contra de su persona, ni lo voy ha hacer ahora.
Quede Ud. en paz.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.
Manuel Moreno
Imagen de Manuel Moreno
Seguimos trabajando

Dije en su momento que la Federación Canaria estaba y está trabajando por y para los colombófilos de Canarias. La prueba está en la carta enviada a aemet defendiendo los intereses de los colombófilos afectados por el Real Decreto 297/2013 de 26 de Abril.

Pésele a quien le pese seguimos trabajando.

Buenas tardes.

el palomo viejo
Imagen de el palomo viejo
Ese no soy yo, manolo

Las personas se la pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que “alguien” les hizo.
La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida…
¡Nadie, nunca jamás te ha ofendido!
Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren. Y las expectativas tú las creas con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias.
Si tu esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que “un padre ideal” debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman.
Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entra las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación.
¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende y daña a nadie.
Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma. El hábito de sentirte ofendido por lo que “te hacen otros” (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas”.
Cuando nacemos, somos auténticos. Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la escuela, la sociedad y los medios nos enseñan y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y cómo “deben” de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad.
También, las otras personas son criaturas de inventario. A lo largo de su vida, coleccionan experiencias: padres, amigos, parejas, etc. y las almacenan en su inventario interior.
Las experiencias negativas dejan una huella más profunda en nosotros que las positivas.
Y cuando una persona es “maltratada” (por no haber dicho o hecho lo que se esperaba de ella) por alguien, deja esa experiencia en su “inventario”. Cuando conoce a otro alguien, tiene miedo. Y trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que le hirieron, o sea que se predispone.
Saca una experiencia de su inventario negativo. Se pone los lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida con esos lentes. Obviamente lo que teme lo provoca. ¿Resultado? Se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas.
Y el inventario negativo sigue creciendo. En realidad lo que hace es que te estorba. No te deja ser feliz. Y a medida que se avanza en años, se es menos feliz. Es porque el inventario negativo aumenta año con año.
¿Has visto a las personas de edad avanzada y a los matrimonios con muchos años? Su inventario es tan grande, que parece que la negatividad es su vida. Una y otra vez sacan experiencias de su inventario negativo ante cualquier circunstancia.
Una de las mayores fuentes de ofensas, es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que “debe hacer” y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble. Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso.
Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser.
Además recuerda también que nadie te pertenece. Cuando los colonos americanos querían comprarle sus tierras a los pieles rojas éstos les contestaron: “¿Comprar nuestras tierras? ¡Si no nos pertenecen! Ni el fulgor de las aguas, ni el aire, ni nuestros hermanos los búfalos a los cuales sólo cazamos para sobrevivir. Es una idea completamente desconocida para nosotros.”
Ni la naturaleza, ni tus padres, ni tus hermanos, ni tus hijos, tus amigos o parejas te pertenecen. Es como el fulgor de las aguas o el aire. No los puedes comprar. No los puedes separar. No son tuyos. Sólo los puedes disfrutar como parte de la naturaleza. El cauce de un río no lo puedes atrapar. Sólo puedes meter las manos, sentir el correr de las aguas entre ellas, y dejarlo seguir.
Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.
Entonces; ¿cómo puedo perdonar?
1) Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de “cómo deberían actuar las personas y Dios las que te hieren”. Estas ideas son producto de una máscara social que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA van a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque son ideas falsas.
2) Deja a las personas ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos SOLO SI TE LO SOLICITAN, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.
3) Nadie te pertenece. Ni tus padres, amigos y parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Ama y deja ser.
4) Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes obscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.
5) La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja o hermano perfecto. Es un concepto creado por la mente humana que en ningún nivel intelectual puedes comprender, porque en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario
La gente, las situaciones, las cosas y “el destino” no nos fallan, son nuestras expectativas esa aparentemente inofensiva y sutil forma de inmoralidad.
Dicen por ahí que las copias, esas que nos mandan hacer en el colegio cuando somos niños, no sirven para nada. Dicen que no se aprende nada con ellas.
Sostiene la gente entendida que para aprender el aprendizaje debe ser significativo, es decir, que solo aprendemos lo que nos interesa de verdad, lo que nos motiva, lo que vivimos, lo que significa algo para nosotros.
Pues bien, nuestra tozuda manía de crearnos expectativas lleva toda la vida haciéndonos sufrir y todavía no lo hemos aprendido. Se supone que en este caso el sufrimiento debería ser suficiente aprendizaje y deberíamos de dejar de crearnos esas expectativas que lo causan.
Pues no terminamos de aprenderlo y seguimos “a la expectativa”, sobre las cosas, sobre las situaciones, sobre lo que va a suceder o no, sobre cosas sobre las que no se tiene absolutamente nada de control, como los juegos de azar, como el clima (lluvias o no lluvias), sobre los gobernantes, nuestros deportistas o equipos favoritos, sobre los libros que no hemos leído o las películas que no hemos visto, pero sobre todo y por encima de todo sobre las personas… llámense: familiares consanguíneos o políticos, pareja, hijos, jefes, subalternos, compañeros de trabajo, vecinos conocidos y hasta de desconocidos.
Con esto, manolo, comprobaras que ese “amigo” lo fue en otro tiempo, y, cuando descubrimos esto, al denunciarlo, dejo de ser mi amigo. Decisión que fue tomada por él, no por mí.
Cordiales saludos
J.J. Díaz

Diario de avisos
EN COLOMBOFILIA TAMBIEN HAY DICTADORES

El jueves 19 de febrero, se celebra en los locales de la Federación Canaria de Colombofilia, una reunión auspiciada por su presidente, señor Montañés. Asisten a la misma el señor Escobar, presidente de la Insular, acompañado de su “Pepito Grillo” particular, y los representantes de los clubes Agüere, Hespérides, Grupo la Salud, El Cabo y Chineh.
El asunto a tratar era la negativa del señor Escobar a entregar las anillas de nido de este año, lo que ocasiona que los colombófilos tengan que sacrificar los pichones que tenían en los nidales. Los escritos de amenaza a estos clubes y sus presidentes y, en definitiva, la actitud despótica y arrogante del señor Escobar. El apriete del “tornillo” ocasiona la rotura que provoca la intervención-ya era hora-del presidente de la Canaria, señor Montañés.
La sola mención del nombre de este personaje me trae ingratos recuerdos colombófilos, por su nefasta gestión al frente de la antigua Delegación Regional, pero tengo que romper una lanza a favor de su intervención en este asunto. Era intolerable las continuas vejaciones y el abuso de autoridad que el señor Escobar ejercía sobre estos clubes.
Es insólito pretender cobrar 300 pesetas por socio a este grupo de sociedades que practican sus campañas deportivas libremente, para pagar unos gastos que ocasiona el contingente de palomas que suelta la Federación y el suntuoso reparto de premios que organiza, con 400 personas invitadas, para su lucimiento personal. Señor Escobar: Este derroche se lo cobra usted a los clubes que participan en ese contingente y a los cuales usted les organiza la entrega de trofeos.
Deje en paz a los demás, y abone usted el dinero de la subvención de los Nacionales a estos clubes. Sea más demócrata y permita en las asambleas que los miembros de la misma puedan ejercer su derecho a presentar propuestas y que estas sean debatidas en votación, y no como hasta ahora, que se ríe usted negándose a que las mismas sean debatidas con el beneplácito de sus adláteres.
Aplaudo la firme actitud de estos clubes de no ceder al chantaje ni a las amenazas del señor Escobar, no sin antes advertirles, que estén en guardia. Sabido es el rencor con que actúa el señor Escobar contra todo aquel que no se pliega a sus caprichos. La asunción por parte del señor Escobar de unas competencias no reflejadas en los Estatutos provoca que la Federación tenga unos empleados para poder ejecutar los trabajos que ocasionan los clubes que van en el contingente federativo. Son éstos, y no los otros, los que tienen que sufragar los gastos que ellos mismos ocasionan.
Por último, quiero recordarle al señor Escobar que los colombófilos seguimos esperando una explicación de sus gastos de representación del año 1.996. Tenía usted autorizado 500.000 pesetas y se gastó 1.200.000. Aclare, si puede, esta diferencia de 700.000 pesetas. Si es confesable la explicación, le agradeceremos que nos la dé. Si no lo es, preferimos no saberlo

Vicente V. S.
Imagen de Vicente V. S.
Como siempre...

Crown ¡Limpio,claro y transparente!

view counter

Última imagen

1* Alta Mar Paloma Campeona Jonás Rosmen Ramos ( Los Carpinteros ) Club Isla Baja.

Imagen aleatoria

TROFEO MUNDO 2012

Encuesta

¿Como colombófilo, qué especialidad en viajes le gusta mas?
Velocidad
7%
Velocidad y Medio Fondo
14%
Fondo y Medio Fondo
47%
Todas
26%
Ninguna, con viajar palomas me conformo
7%
Total de votos: 184